Microsoft ya ha empezado a liberar la más reciente versión de Windows 10, la November 2019 Update. Sin embargo, a diferencia de todas las actualizaciones semestrales anteriores, esta se enfoca más en mejoras de rendimiento y calidad de vida en lugar de en nuevas características, de ahí que la estemos comparando más con un ‘Service Pack’ al estilo de versiones viejas de Windows.

La versión 1909 de Windows 10 se instalará además mucho más rápido que las versiones anteriores, siempre que ya estés actualizado a la versión 1903 o May 2019 Update, solo hará falta un reinicio. Esto se debe a que tanto la versión 1903 como la 1909 comparten un mismo núcleo y conjunto de archivos de sistema.