Te explicamos los pasos para lograrlo, la gracia es que hay que «engañar» al sistema para poder compartir el archivo original

Tenemos móviles con mejores cámaras, capaces de capturar fotografías con gran detalle, pero muchos de los servicios digitales que utilizamos a menudo reducen la calidad cuando se envían a un contacto. No es el fin del mundo pero en ocasiones se necesita compartir un documento de manera original y por medio de estas plataformas no siempre suele ser la mejor opción. WhasApp, principal servicio de mensajería instantánea, sucede tres cuartos de lo mismo.

El problema es recurrente porque si se envían directamente los archivos se comprimen y, por tanto, pierden resolución. Pero, por suerte, hay un pequeño truco que permite resolver este quebradero de cabeza. Es una forma sencilla y al alcance de cualquiera para evitar, de esta forma, utilizar servicios adicionales como Dropbox, Drive, Google Photos o WeTransfer.

 

Para ver la noticia completa en la web original pulse AQUÍ