Aunque la última versión del sistema operativo de Microsoft, es sin duda la versión más utilizada en todo el mundo, lo cierto es que todavía hay millones de usuarios con versiones anteriores en sus equipos. Como todo el mundo sabe, para instalar Windows 10 de forma total y definitiva es necesario activar el sistema por medio de una clave, que es la que se nos facilita al hacer la compra de la licencia correspondiente. Sin embargo, son muchos los que buscan la manera de instalar Windows 10 sin claves o a través de claves genéricas para no tener que pagar por la licencia oficial.

 

Lo cierto es que la licencia del sistema operativo de los de Redmond es algo cara, de ahí que muchos usuarios recurren a la compra de licencia de segunda mano por Internet. Sin embargo, es conveniente saber que esto conlleva muchos riesgos, ya que es probable que la licencia que adquiramos no funcione, que contenga algún tipo de malware que infecte nuestro equipo con otros objetivos o incluso que nos puedan robar nuestros datos bancarios a la hora de realizar el pago.

Para leer la noticia completa en la web original pulse AQUÍ