Según la OCDE, este tipo de formación se considera más efectiva para desarrollar habilidades que permitan encontrar antes un trabajo.

En el complejo mercado laboral, la cualificación de los trabajadores es más importante que nunca. La OCDE recuerda que el nivel de formación de las personas está correlacionado con su situación laboral. Las que tienen un nivel educativo más alto alcanzan tasas de empleo más elevadas, mientras que las personas con un menor nivel de cualificación tienen más riesgo de estar desempleadas.

Especialización o empleabilidad son dos de los factores que estudiantes y trabajadores tienen en cuenta a la hora de elegir su futuro profesional. Es aquí donde entra con fuerza la opción de la Formación Profesional (FP). Según el último estudio del Panorama de la Educación Indicadores de la OCDE 2019, la FP se considera más efectiva para desarrollar habilidades que permitan acceder antes al mercado laboral. A pesar de ello, solo el 18,7% del alumnado español de 17 años elige esta formación en la segunda etapa de la Educación Secundaria, frente a la media de la OCDE que alcanza el 31%.

Para seguir leyendo la noticia en la página web original, pulse AQUÍ