España sigue avanzando en su proceso de cualificar todo tipo de trabajo, es decir, que cada oficio, sea el que sea, tenga un título de cualificación asociada que certifique que se tienen los conocimientos para desarrollar el empleo. Siguiendo en esta línea, los conocidos como ‘riders’ o repartidores a domicilio, van a tener la posibilidad de sacarse un diploma formativo muy pronto.

Así se recogió en el real decreto aprobado el pasado martes 30 de junio por el Consejo de Ministros, como plan para reducir el alto número de personas que no tienen una acreditación de sus competencias profesionales. Así, el Gobierno inicia un plan que reconozca estos conocimientos sobre el empleo y “facilitar la reinserción laboral”.

Para seguir leyendo la noticia en la página web original pulse AQUÍ