Durante el Viernes 21 se produjeron distintos ataques DDOS globales a la infraestructura de Internet; los cuales consiguieron tumbar los servicios de grandes empresas como pueden ser Netflix, Twitter o Spotify. Esta noticia es de gran importancia en el sector de los sistemas microinformáticos y redes; pues nos ayudará a entender la estructura de Internet y sus vulnerabilidades.

Los ataques comenzaron a lo largo del día 21 sobre el proveedor de servicios de DNS Dyn. Con estos ataques, los hackers consiguieron que durante varias horas los servicios de Spotify, Netflix e incluso Twitter, tuvieran problemas.

Ataques DDOS contra Dyn

Los distribuidores de DNS como Dyn; son los encargados de vincular las URLs que escribimos en nuestros navegadores, con los servidores que almacenan esas páginas web. Por lo que si se hace un ataque DDOS lo suficiente grande sobre un distribuidor de DNS; es posible dejar sin servicio a un gran número de páginas web.

Se considera uno de los ataques más sofisticado y potente que se ha realizado hasta la fecha sobre la empresa Dyn; en palabras del propio jefe de estrategia de la empresa Kyle York. También se ha confirmado que el ataque provenía de la botnet Mirai, una red infectada de dispositivos para el Internet de las cosas (IoT), usados también en un ataque reciente sobre la empresa Krebs.

Después del ataque que se produjo sobre la web de Krebs, el código fuente encargado de crear la botnet Mirai fue distribuido. Este bot se encarga de infectar millones de dispositivos vulnerables conectados a la red. Estos dispositivos eran en su mayoría de lo que llamamos, el internet de las cosas (IoT). En su mayoría, los dispositivos infectados por esta botnet, eran cámaras de seguridad.

“Hay 3.4 billones de usuarios en internet en todo el mundo y hay entre 10 y 15 billones de dispositivos IoT. Es un mundo complejo. Lo único que podemos hacer es unir fuerzas juntos y ver como solucionar este problema” comentó York.

Recuerda que si tienes problemas de conexión, puedes probar a cambiar tu configuración de DNS. Prueba a usar el DNS público de Google (8.8.8.8 y 8.8.4.4) o bien OpenDNS (208.67.222.222 y 208.67.220.220).

Fuente: techcrunch